La base antártica Marambio, cerca de su récord histórico de calor

La base argentina Marambio, ubicada en la Antártida, atraviesa una ola de calor –si vale el término para el continente blanco– el martes 10 de mayo llevó la temperatura muy cerca de la máxima histórica registrada en mayo.

Según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) a través de Twitter, a las 15 el termómetro alcanzaba los 10,7 grados, cuando el récord  para este mes se ubica en 11,4 y corresponde al 5 de mayo de 1974.

Se trata de una temperatura atípica para esta época en ese sector antártico y se debe al viento que ingresa desde el sector noroeste, explicaron desde el SMN. Agregan que esta circulación de vientos “continuará favoreciendo las elevadas temperaturas en la península antártica en los próximos tres días”.

La base Marambio, anteriormente denominada “Base Aérea Vicecomodoro Marambio”, es una estación científica y militar de la Argentina en el continente austral y depende de la Fuerza Aérea.

Fue fundada el 29 de octubre de 1969 y debe su nombre a Gustavo Argentino Marambio, pionero de la aviación nacional sobre ese sector. En la actualidad, mantiene una población estable que oscila entre unos 75 habitantes en invierno y aproximadamente 160 en verano.

Fuente: www.rosario3.com

Leer más

Las 7 mejores plantas para tener en el baño de tu casa o departamento

Todos los rincones de la casa pueden aprovecharse para tener plantas que llenen de vida el hogar, purifiquen el aire y por qué no, brinden algunos frutos. Sin embargo, hay un ambiente que suele quedar olvidado para los amantes de las plantas: el baño. Pero la realidad es que es un lugar ideal para tenerlas, porque tiene condiciones distintas a las del resto de la casa, por ejemplo la humedad; porque es un lugar energético importante al que no se debe dejar de prestar atención; y porque si se eligen las plantas adecuadas, pueden darnos una sensación de relax y bienestar cuando tomamos una ducha. A continuación puedes enterarte de cuáles son las plantas que puedes tener en el baño, tanto porque el Feng Shui las recomienda para que la energía circule en el hogar de la mejor manera, como por su facilidad para crecer en ambientes con esas características.

1. Bambú

Los baños suelen ser sitios con poca luz natural, porque no tienen ventanas o tienen solo una muy pequeña. Por eso, las plantas que estén allí no deben necesitar demasiado sol para crecer. El bambú es una planta que puede crecer sin problemas en estas condiciones, y además, el Feng Shui la recomienda para mantener en el baño la energía adecuada. Para eso, debe colocarse en un lugar en el que se refleje en el espejo.

2. Philodendron

Según el Feng Shui, mucha energía positiva se va literalmente por el retrete. Pero esta planta puede ayudar a regular la pérdida de energía ocasionada por el drenaje de agua. Su nombre, Philodendron, puede parecer extraño, pero es una planta que requiere muy pocos cuidados. Crece en ambientes húmedos por eso el baño le resulta ideal.

3. Peace Lily

Si quieres tener flores en el baño, la tarea se pone un poco más complicada, pero puedes cultivar una Peace Lily, una bonita flor blanca que puede crecer con pocos cuidados. Además, es una excelente purificadora de energías.

4. Sansevieria trifasciata

Esta planta, también conocida como planta-serpiente, es otra de las que resiste perfectamente las condiciones de humedad y poca luz de un cuarto de baño. Además tiene propiedades purificadoras del aire, por eso es también una de las plantas recomendadas para tener en el dormitorio.

5. Potus

El potus no es amigo de la oscuridad, pero sí resiste bien a la iluminación de interiores, por lo tanto en un baño con al menos algo de luz natural estará bien. Pero lo mejor de él es que nisiquiera necesitas una maceta, porque puedes colocar un recipiente con agua y dejar que eche raíces, fácilmente, como cultivo hidropónico.

6. Helechos o Hiedras

Todas las plantas que crecen bien con poca luz en general pueden ser llevadas al baño. Helechos, hiedras y otras enredaderas son ideales si tienes muebles espaciosos sobre los que puedan extenderse, y aportan un tono verde que da sensación de limpieza y vitalidad en un ambiente que a veces puede no tenerlas.

7. Orquídeas

Las orquídeas son flores muy exóticas y es cierto que requieren bastantes cuidados. Por eso puede no parecer buena idea tenerlas en el baño. Sin embargo, vienen de ambientes selváticos, es decir, húmedos, calurosos y relativamente oscuros, por eso, si les prestas atención y te informas sobre la especie que estás cultivando, pueden crecer en el baño y darle un toque de estilo con su belleza inusual.
Fuente: La Bio Guia

Leer más

Emma Watson lució un vestido ¡hecho con botellas de plástico!

El planeta necesita que urgentemente todos hagamos algo para revertir la situación de daño medioambiental que enfrenta. 2015 fue el año más cálido jamás registrado y eso significa que las reservas de agua dulce, la fauna de todo el planeta, y la vida en general están en peligro.

Pero lo positivo es que comienzan a despertar en todo el mundo ideas revolucionarias que buscan cambiar esta situación. Un ejemplo es el del movimiento DesObediencia, que está realizando eventos pacíficos en todo el mundo para pedir la finalización de la extracción de combustibles fósiles. Pero para que estas iniciativas tengan éxito es necesario que aquellas personas que tienen un alcance significativo para ser escuchadas por gran parte de la población utilicen sus posiciones estratégicas para dar un mensaje.

Eso es lo que hizo, por ejemplo, Leonardo Di Caprio cuando utilizó el tiempo destinado a su agradecimiento por los premios Oscar para reflexionar sobre el calentamiento global.

Ahora, Emma Watson, la actriz que se hizo famosa desde muy pequeña por interpretar el papel de Hermione en la saga Harry Potter, se suma al grupo de famosos preocupados por el planeta que utilizan su visibilidad para hacernos un llamado de conciencia a todos.

Una de las mayores fuentes de contaminación de los océanos, luego del plástico, es la ropa, o los desechos producidos por la industria textil.

Cuando dejamos de usar prendas de vestir que todavía están sanas para cambiarlas por otras “más a la moda”, estamos generando un impacto ambiental negativo e innecesario. Quienes lo saben están desarrollando algunas iniciativas para revertir esa situación, como fabricar ropa con plástico reciclado. Pero es cierto que la industria de la moda es muy fuerte y, si pensamos en la publicidad y los estímulos que circulan en los medios de comunicación, podemos ver que son muchos más los que invitan a comprar nuevas prendas a la moda cada día que los que concientizan sobre el peligro de ese consumo desmedido.

Por eso, Emma Watson decidió lucir un vestido confeccionado a partir de plástico de botellas reciclado en la #METgala, un evento al que asistió junto a otras estrellas.

Emma explicó el cuerpo del vestido está elaborado a partir de tres telas diferentes, todas tejidas a partir de hilos fabricados, cuyo origen son botellas de plástico recicladas. La actriz comentó que los detalles de la prenda también fueron producidos pensando en la sostenibilidad. Los cierres fueron elaborados con materiales reciclados e incluso el forro del vestido tiene un acabado de algodón orgánico. Pero lo mejor de todo es que, como se puede ver en las fotografías, el vestido podría parecerse a cualquiera de los que visten las celebridades de hoy en día, es decir que lo sustentable de su diseño no perjudica para nada la apariencia y calidad. Es importante que así como lo están haciendo algunos famosos, todos comencemos a realizar un cambio sustentable en nuestras acciones, que no solo cuiden el planeta sino que se conviertan en un ejemplo a ser imitado por los demás.
Fuente: cnn.com

Leer más

Estar cerca de la naturaleza hace que vivas más, según estudio

Los árboles, los arbustos y plantas afuera de tu casa podrían ofrecer más que una bonita vista. Un nuevo estudio encontró que vivir en o cerca de áreas verdes puede ayudar a las mujeres a vivir más y a mejorar su salud mental.

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard y del Hospital Brigham and Women’s examinaron a más de 108.000 mujeres enroladas en el Estudio de Salud de Enfermeras —una investigación a nivel nacional sobre los mayores factores de riesgos de enfermedades crónicas en mujeres— realizado entre 2000 y 2008.

Ellos compararon los riesgos de muerte con la cantidad de vida vegetal cerca de las casas de las mujeres y encontraron que las mujeres que viven en zonas más verdes tienen una tasa de mortalidad 12% menor de que las que viven en áreas menos verdes. Los niveles de vegetación fueron determinados utilizando imágenes satelitales tomadas en diferentes épocas del año y en distintos años.

“Nos sorprendimos al ver que había una mortalidad 12% menor”, dijo Peter James, autor del estudio e investigador asociado en el Departamento de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan. “Ya sabíamos que la vegetación puede ayudar a mitigar el efecto del cambio climático. Nuestro estudio sugiere un potencial beneficio colateral para la salud”.

El equipo cree que los resultados serían similares si se hubiese incluido a hombres en el estudio.

Cómo la vegetación puede prolongar la vida

Cuando se analizaron causas específicas de muerte entre las participantes del estudio, los investigadores encontraron que las mujeres en áreas más verdes tienen una mortalidad 41% menor por enfermedades de riñones, un 34% menor por enfermedades respiratorias y un 13% menor por cáncer que las que viven en áreas menos verdes.

El estudio sugiere que varios factores podrían jugar un rol en reducir el nivel de mortalidad, incluyendo una mejora en la salud mental, que fue medida a través de niveles de depresión y estimada para explicar el 30% de beneficio de vivir en áreas más verdes. Un incremento en la socialización, en la actividad física y una menor exposición a la contaminación en el aire también podrían jugar roles importantes, de acuerdo con el estudio.

Aunque estudios previos habían examinado los beneficios en la salud de la exposición a la naturaleza, este nuevo estudio es el primero en echar un vistazo a nivel nacional al vínculo entre la vegetación y la mortalidad durante varios años, según James.

“Por lo que sabemos, este es el primer estudio que examina la exposición en el lugar donde se vive, en un amplio rango geográfico, a través de todo Estados Unidos”, dijo.

El equipo se enfocó en mediciones socioeconómicas individuales y factores de riesgo a la salud individuales, como el fumar, lo que ayudó a reducir las preocupaciones sobre otros factores que pudiesen explicar el vínculo.

La naturaleza viene de muchas formas

James subrayó que los resultados del estudio no están sugiriendo que la gente necesita irse al campo para vivir una vida más larga, sino que simplemente cualquier incremento en la vegetación parece vinculada a una mortalidad menor.

“Quiero hacer hincapié que el 84% de las participantes en el estudio viven en áreas urbanas”, dijo. “No estamos diciendo que necesites vivir cerca de un parque”.

Los descubrimientos podrían ayudar en el diseño y planeación de vecindarios. “Quienes formulan políticas, quienes planean y los arquitectos podrían tener esta herramienta para crear lugares mas saludables y sustentables”, dijo James.

“El estudio es un paso más en la suma de evidencia sobre que la naturaleza podría estar relacionada con una mejor salud”.

Fuente: cnn.com

Leer más

Andar en bicicleta es beneficioso incluso en las ciudades más grande

La práctica de ejercicio es, no cabe duda, muy buena para la salud. No en vano, reduce el riesgo de desarrollo de enfermedades asociadas a una gran mortalidad, caso de las cardiovasculares, los distintos tipos de tumores y la obesidad y sus patologías asociadas –como la diabetes–. Pero esta actividad física, ¿es beneficiosa en cualquier entorno? Por ejemplo, ¿la práctica de ejercicio en una ciudad con altos niveles de contaminación no resulta, a la larga, contraproducente?

No hay que olvidar que la exposición a la contaminación es fuente de enfermedades cardiovasculares y cáncer, hasta el punto de causar cada año la muerte de más de 25.000 personas solo en España. Sin embargo, un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) muestra que caminar o andar en bicicleta son actividades muy saludables incluso en las ciudades más contaminadas. Y es que los beneficios de este este ejercicio, siempre y cuando no se exceda en el tiempo, supera con creces los efectos negativos de la contaminación.

Como explica Marko Tainio, director de esta investigación publicada en la revista «Preventive Medicine», «nuestros resultados indican que los beneficios para la salud de caminar o andar en bicicleta en Londres siempre superarán los riesgos asociados a la contaminación. Incluso en una ciudad como Nueva Delhi, una de las ciudades más contaminadas del mundo y cuyos índices de polución son 10 veces más elevados a los de Londres, la gente tendría que pasear o andar en bicicleta más de cinco horas semanales antes de que los riesgos de la contaminación fueran mayores que los beneficios para la salud».

Estacionar el auto

Las personas que pasean o andan en bicicleta en ciudades con un tráfico denso se ven obligadas a respirar una mayor cantidad de aire contaminado que aquellas que, simplemente, provocan esta polución desde sus coches. Sin embargo, debe considerarse que estos ‘ciclistas’ y ‘caminantes’, al no utilizar un vehículo para desplazarse, contribuyen a que el tráfico sea menos intenso y, por tanto, a una menor contaminación. Pero independientemente de su contribución al bien común, ¿qué repercusiones tiene para su salud?

Para responder a esta pregunta, los autores utilizaron un modelo informático para comparar los riesgos y beneficios del ejercicio físico en función de su intensidad y duración en distintas ciudades del mundo. Como refieren los autores, «el nuestro es el primer modelo en el que se evalúan los riesgos y beneficios de caminar y de andar en bicicleta en un amplio rango de áreas contaminadas de todo el planeta».

Los resultados mostraron que los riesgos asociados a la contaminación ambiental no contrarrestan los beneficios para la salud que conlleva la práctica de ejercicio –en este caso, pasear o andar en bicicleta– en la inmensa mayoría de áreas urbanas de todo el mundo. Así, solo un 1% de las ciudades incluidas en la Base de Datos sobre Contaminación Ambiental de la Organización Mundial de la Salud (OMS) tendrían unos niveles de polución en los que, quizás, los beneficios de andar en bicicleta media hora diaria fueran inferiores a los riesgos de respirar aire contaminado.

Cuestión de intensidad y tiempo

Y en este contexto, ¿qué pasa con aquellas personas que, ya sea por motivos laborales o de ocio, realizan una actividad física de mayor intensidad y duración? Pues en estos casos, los beneficios del ejercicio podrían quedar ampliamente superados por los efectos negativos de la polución. O así sucede, cuando menos, en las ciudades con mayores niveles de contaminación.

Como apunta Marko Tainio, «hay que recordar que hay una pequeña minoría de trabajadores en las ciudades más contaminadas que, caso de los mensajeros en bicicleta, pueden estar expuestos a unos niveles de polución suficientemente elevados como para eliminar cualquier beneficio sobre la salud asociado al ejercicio físico».

Sea como fuere, especifica James Woodcock, co-autor del estudio, «si bien nuestra investigación demuestra los beneficios de la actividad física con independencia de la calidad del aire, no supone en ningún caso un argumento para la inacción a la hora de combatir la contaminación. De hecho, ofrece apoyo para la inversión en infraestructuras para que la gente deje sus coches y coja las bicicletas, lo que de por sí reduciría los niveles de contaminación a la vez que alentaría la actividad física».

Y asimismo, recalcan los autores, también debe tenerse en cuenta que el estudio no recoge información detallada sobre aquellas situaciones en las que los niveles de contaminación, aun puntualmente, se disparan.

Fuente: abc.es

Leer más


(0341) 6798550
(0341) 15 2031313
contacto@ecoradiorosario.com
Corrientes y Pellegrini
Torre Victoria - Piso 2