Contaminación lumínica – Cómo se produce, consecuencias y soluciones

Todos hemos mirado por la noche hacia las estrellas, buscando esa estrella fugaz a la que pedir un deseo, pero esta bonita costumbre, cada vez se hace más difícil. Si nos alejamos de las grandes urbes, podremos observar ese halo luminoso que lo envuelve todo y que nos impide ver nuestras maravillosas estrellas. A este fenómeno se le conoce como contaminación lumínica, que es el brillo o resplandor de luz en el cielo nocturno producido por la reflexión y difusión de la luz artificial en los gases y en las partículas del aire, esto se produce por el uso de luminarias inadecuadas y/o excesos de iluminación, el mal apantallamiento de la iluminación de exteriores envía la luz de forma directa hacia el cielo, en vez de ser utilizada para iluminar el suelo.

Contaminación lumínica – Cómo se Produce

La Contaminación Lumínica puede definirse como la emisión de flujo luminoso de fuentes artificiales de luz nocturnas en intensidades, direcciones, rangos espectrales u horarios innecesarios para la realización de las actividades previstas en la zona en la que se instalan las luces.

Las actuales luminarias y casi toda la red de alumbrados públicos (los postes luminosos de las entradas a las ciudades, los letreros de neón y todo aquel artefacto que sirve para iluminar la vía pública), están diseñados como norma general, más que por funcionalidad, por estética.

Todos estos tipos de luminarias, dispersan la luz alrededor del foco de iluminación con la misma intensidad hacia el suelo que hacia el cielo, en lugar de ser dirigida hacia el suelo con el fin de poder cumplir con su función, la de iluminar la ciudad.

Contaminación lumínica – Formas de Contaminación

La forma en que la luz artificial es enviada hacia el cielo puede dividirse en tres partes:

  • Directa, desde la propia fuente de luz (lámpara o bombilla).
  • Por reflexión en las superficies iluminadas.
  • Por refracción en las partículas del aire.

La refracción suele tener un impacto muy despreciable con respecto a las otras dos y su influencia depende del tamaño y cantidad de partículas del aire entre la fuente de luz y la zona iluminada. Disminuye con la distancia entre la fuente y la zona iluminada.

La reflexión suele tener un impacto inferior a 10 veces el impacto Directo. La diferencia principal con el Directo es que tiene un brillo más bajo  (millares de veces inferior). Su impacto es importante en grandes instalaciones o en pequeñas cuando se encuentra cercano al Observatorio (distancias inferiores a 10 Km.).

Su impacto no se puede eliminar totalmente pero puede reducirse evitando excesos en los niveles de iluminación o reduciendo estos a altas horas de la noche cuando no se necesiten niveles elevados.

El impacto Directo es el más perjudicial, es producido por focos o proyectores simétricos (alumbrado de grandes áreas, zonas deportivas, puertos, aeropuertos, fachadas de edificios, etc.) con elevada inclinación (superior a 20º) donde parte del flujo de la lámpara (bombilla) es enviado directamente sobre el horizonte, desperdiciando energía luminosa.

El impacto Directo puede eliminarse totalmente dirigiendo la luz sólo allí donde se necesite evitando enviar flujo hacia el cielo.

Contaminación lumínica – Intrusión Lumínica

Llamamos Intrusión Lumínica, cuando la luz artificial procedente del exterior, de la calle, entra por las ventanas invadiendo el interior de las viviendas. La eliminación total es imposible ya que siempre entrará una cierta cantidad de luz reflejada en el suelo o en las paredes, esto se intensifica más en los meses de más calor, dónde abrir las ventanas y subir las persianas es primordial,  pudiendo provocar problemas de salud por falta de descanso además de ser una gran agresión medioambiental.

Efectos contra la Salud

Mayor índice de Agresividad: No se sabe bien el grado de afectación que la luz artificial provoca en el ser humano, aunque parece haber una conexión entre el uso de bombillas de Vapor de Mercurio (luz blanca) y la exteriorización de mayores índices de agresividad.

Alteraciones del Sueño: Se ha descubierto que el uso de luces tipo “LED”, en espacios utilizados por niños, ya sean cuartos de juegos o habitaciones, es desaconsejable ya que producen alteraciones en el sueño. Los posibles síntomas de la falta de sueño gracias a las luces demasiado potentes son usualmente: sueño inquieto, ausencia de reposo, insomnio, cansancio y nerviosismo.

Modificaciones en el Hipocampo: Un estudio de la Universidad de Ohio, que sugiere que exponerse por la noche a fuentes lumínicas, como pantallas de ordenador, móviles, tablets, televisores, etc., alteran el ciclo luz-oscuridad provocando desajustes que serían causa de depresión, además de provocar modificaciones en el hipocampo, aumentado la posibilidad de necrosis tumoral (TNF). También se ha incrementado la tasa de trastornos del humor.

La epilepsia fotosensible Aunque poco frecuentes, los ataques se desencadenan cuando el enfermo entra en contacto con una fuente luminosa vibrante e intermitente, pero sólo si ésta invade por completo su campo visual. Puede ocurrir con la televisión, las luces medio en penumbra en discotecas o los cambios en la intensidad de los faros cuando se conduce de noche.

Los expertos recomiendan que los enfermos no se acerquen demasiado a las pantallas y las utilicen de tamaño reducido.

Contaminación lumínica – Formas de Evitarla

Hay que evitar la emisión directa de luz hacia el cielo, cosa que se consigue usando luminarias orientadas en paralelo al horizonte, con bombillas bien apantalladas, con la parte superior tapada para evitar la fuga de luz y altamente eficientes, de la potencia necesaria para alumbrar el suelo de acuerdo con los criterios de seguridad, sin más.

También, aconsejable emplear con preferencia las luminarias que tengan el vidrio refractor de cerramiento plano y transparente.

El apagado de alumbrados ornamentales y de grandes espacios exteriores que resultan injustificables a partir de cierta hora. Dichos espacios suelen alumbrarse con potentes proyectores orientados incorrectamente que dispersan mucha luz hacia el cielo y también en direcciones laterales. Si esto se hace, se aprovecha al máximo la energía y se reduce considerablemente el consumo.

También hay que remodelar este tipo de alumbrado, cambiando las bombillas por otras de bajo consumo, variando su inclinación y utilizando dispositivos que eviten la dispersión de la luz fuera del área a iluminar.

Contratar la tarifa más ventajosa con la compañía eléctrica, tener un buen plan de mantenimiento de las instalaciones, o reducir la potencia instalada, respetando los límites de seguridad, con lo que se alarga la vida de las instalaciones.

Sorprendentemente, se trata del único problema medioambiental cuya solución no implica inversiones a fondo perdido, sino que genera beneficios a corto y largo plazo.

Fuente: www.elblogverde.com


(0341) 6798550
(0341) 15 2031313
contacto@ecoradiorosario.com
Corrientes y Pellegrini
Torre Victoria - Piso 2